18 ene. 2012

Waiting for Waits

En 2008 me encargaron el cartel del ciclo musical Waiting for Waits. Un ciclo increíble que nació en 2001 con la idea de su promotor, Tomeu Gomila,  de conseguir que Tom Waits quisiera venir algún día a tocar en Mallorca. Mientras tanto, todos los músicos que han participado aceptaban finalizar su actuación interpretando una canción de Waits. Ha pasado gente tan grande como Howe Gelb, Bonnie Prince Billy, Bill Callahan, Lisa Germano... Ese año, 2008, Waits actuó en Bilbao. Se le hizo llegar el póster a su habitación de hotel, pero no hubo respuesta. Hartos de esperar, el ciclo terminó en 2010. Aquí van el boceto, el dibujo original y el cartel terminado. Sí, le debo mucho a Crumb.




In 2008 I did the poster for the Waiting for Waits festival. An incredible festival that started in 2001 with the idea of its promoter, Tomeu Gomila, that Tom Waits might come someday to play in Mallorca. In the meantime, all of the musicians that came to the festival accepted to end their performance covering a Waits song. We've had such big artists like Howe Gelb, Bonnie Prince Billy, Bill Callahan, Lisa Germano... On that year, 2008, Waits was playing in Bilbao. A copy of this poster reached his hotel room, but there was no feedback. Tired of waiting, the festival came to an end in 2010. Here is my sketch, the final drawing and the poster. Yes, I owe a lot to Crumb.


3 comentarios:

  1. Un cartel que me encanto, por esa perspectiva, ese cielo inmenso , en ese paraje tan estepario y con esos postes de teléfono tan de Crumb como tu dices...Y Waits no fue; que pena y que desplante ¿no?

    ResponderEliminar
  2. como todo, muy chulo!

    aprovecho y te dejo por aquí el cartel de la expo de la maison des auteurs de este año

    http://veranomuerto.blogspot.com/2012/01/constellation-angouleme.html

    y a ver si este año también te pasas el jueves de la inauguración a echar unos vinos

    un saludo, max!

    ResponderEliminar
  3. Tuve ocasión (profesional) de conocer en persona a Mateu Gomila en 2010, y me impactó mucho mucho conocer al, probablemente, el último romántico que pasaría por mi vida. Desconocía la historia del festival que me contó detenidamente, con esa mezcla de humilde orgullo y discrección que son marca de la casa. Guardo esa conversación como uno de los mejores recuerdos que han pasado por mi vida.

    ResponderEliminar