16 mar. 2012

Kosmópolis 2008

En la siguiente edición de Kosmópolis repetimos el concierto dibujado. Esta vez llamé a Sonia Pulido y a Calpurnio, y la banda fue, de nuevo, Neosol. Volví a proponer trabajar a partir de un tema literario, y esta vez escogí un microcuento del maestro Augusto Monterroso. Ese que dice "El último hombre vivo sobre la Tierra está sentado a solas en su habitación. Llaman a la puerta." Aquí va la página que hice. De nuevo con plantillas y samplers varios, aunque esta vez trabajé con menos nervios.


foto ©Martí Pons

From another drawn concert in Kosmópolis 2008. This time with Sonia Pulido and Calpurnio, and again the band Neosol. We worked on a micro-tale by Augusto Monterroso: "The last man alive on Earth is sitting alone in his room. There's a knock on the door." Again I had previously prepared a layout and background samples, but this time I wasn't so stressed.

6 comentarios:

  1. Pero que chulada de página(lo digo sin peloteo), parece estar pidiendo convertirse en historia larga,o como poco en un continuará...

    ResponderEliminar
  2. Yo discrepo. Es redonda y perfecta. No hay nada más que decir. Los elementos diseminados por la historia se conciertan en la última viñeta de manera terrible y sin posibilidad de continuación, y ahí está su fuerza. Me ha dado la noche esta tristísima paginita.

    ResponderEliminar
  3. Redondo y perfecto lo es el cuento original de Monterroso. Siempre me han gustado los finales que le hielan a uno la sonrisa.

    ResponderEliminar
  4. No hace falta que lo diga, maestro. Vaya si le gustan. Ahora bien, si el minicuento de Monterroso es enorme, la historieta no le va a la zaga.

    Sin embargo, hay muchas obras suyas que confortan al lector. Todavía recuerdo con gratitud un dibujo de hace muchos años en el que se veía a un envejecido Minotauro en su retiro, lleno de reminiscencias del laberinto, y entre divertido y absorto en el recuerdo. "Nostalgia" lo tituló. Uno de mis favoritos, sin duda. Esa otra línea, de lo terrible suavizado también me gusta mucho.

    ResponderEliminar
  5. Uuuups! Tuve un lapsus. El cuento no es de Augusto Monterroso. En realidad está incluido en un relato de Frederic Brown, el gran escritor de ciencia-ficción, aunque él lo cita como "una vieja historia". Según me ha escrito Bernardo Vergara, una historia idéntica, aunque en otras palabras y con protagonista femenina se encuentra en el libro "Antología de la literatura fantástica" de Borges, Casares y Ocampo, y está atribuida a Thomas Bailey Aldrich bajo el título "Sola y su alma". Recuerdo que en su momento investigué esto a fondo, y resultó bastante misterioso, porque no constaba nada parecido en la bibliografía del tal Aldrich. ¿Un invento de Borges?

    ResponderEliminar
  6. El misterio del microcuento desconocido aún lo hace más atractivo.

    ResponderEliminar