27 abr. 2012

Berenguer

Ha sido mi editor durante 32 años. También, durante la mayor parte del tiempo, un amigo. Creó el Víbora, la revista sin la cual el cómic español sería, aún hoy, otra cosa. Y sin la cual no puedo ni imaginar que habría sido de mi vida. Lo he dicho muchas veces: los primeros tres o cuatro años de el Víbora fueron los mejores de mi vida como dibujante: un aprendizaje del oficio brutal en diversión e intensidad. Y no es por casualidad que sigo hoy en La Cúpula: no he encontrado otro editor como Berenguer, tanto en lo humano como en lo profesional. Tuvimos en algunas ocasiones roces y desencuentros, pero ya hace muchos años que se había restablecido la confianza mutua y la complicidad. Y no puedo sino agradecer su apoyo, mi obra no sería la que ha sido sin él, sin su decidida apuesta por la libertad y por la irreverencia. Porque Berenguer era, sobre todo, un irreverente, y lo ha sido hasta el final. Tan irreverente como la admirable ceremonia de despedida organizada por sus hijos anteayer en el tanatorio. Gallardo habló, muy bien, en nombre de los dibujantes, y yo me limité a echar un trago del whisky que nos ofrecieron a todos y a dibujar un Bardín, despidiéndose desenfadadamente, sobre el ataúd. Te echaré a faltar, tío.

Berenguer was my publisher for 32 years. Also, during most of the time, a friend. He created el Víbora, a comic magazine without which spanish comics would be, even today, something else. And without which I can't imagine what would my life have been like. The first 4 years of el Víbora were the best of my life as a cartoonist: a brutal learning in fun and intensity. And it is not by hazard that I'm still today with La Cúpula: I haven't found another publisher like Berenguer, both human and professionally. We had sometimes our disagreements in the past, but mutual trust and complicity had been restored many years ago. And I can only thank him for his support, my work wouldn't be the same without him, without his firm commitment to freedom and irreverence. Because Berenguer was, above all, an irreverent, and has been until the end. As irreverent as the admirable farewell ceremony organized by his son and daughters at the morgue on wednesday. Gallardo spoke, very well, on behalf of the cartoonists. I just had a drink of the whiskey offered to us all and drew a Bardin on the coffin, casually waving goodbye. I'll be missing you, man.

5 comentarios:

  1. Monteys me dijo que fue un funeral como tenía que ser, me alegro en ese sentido, y te acompaño en el sentimiento. Tuve la suerte de publicar en El Víbora los últimos años de la revista, y siempre se lo agradeceré!

    alex

    ResponderEliminar
  2. Me uno a tu sentir Max, se que estos días habrás estado muy afectado por las emociones tras esta gran perdida y soy el primero en comprenderlo, ya que ha sido muy importante Berenguer en tu vida, yo también lo he sentido mucho, sabia por fuentes de primera mano de lo que padecía , pero me pidieron no difundirlo , cosa que respete. Yo también he estado y estoy entristecido y bajo por que en mi vida ha ocupado un papel importante todo lo que salia de la factoría del señor Berenguer; La Cúpula y lo he manifestado en varios foros. Un botón de muestra:
    "La de ratos que habré yo pasado leyendo El víbora, allí conocí a muchos autores entre ellos a Max, a Gambarte, Iron, Pons, Maria Colino, Liberatore, Charles Burns y una larga lista. La impaciencia me devoraba cuando esperaba el sobre con la revista en mi buzón ; ¿como continuaría esta historia o la otra? Ay que tiempos.Tuve la suerte de conocer a muchos de ellos en persona en mis anuales escapadas al Saló de Barcelona , pero nunca apenas intercambie palabras con el editor José Mª Berenguer. Para mi un visionario que me abrió los ojos a un cómic para mi desconocido, con historias prácticamente reales , cotidianas, pero con ese punto narrativo tanto gráfico como escrito que solo los autores del Underground consiguen. Ya luego desde que comenzó el Salón de aquí de Getxo fui muy raras veces a Barna, y aquí le veía, siempre en su stand, siempre al pie del cañón, con sus esplendidos libros mas novedosos. Este pasado año tuve por fin la oportunidad de estrechar su mano, bueno creo que alguna vez mas en Barna. Me lleve una grata sorpresa cuando el Salón de Getxo le había otorgado un premio cuyo trofeo era un molino de viento asentado en la costa vizcaína . “Me han dado un premio” comentaba entre la sorpresa y la modestia de la que siempre hacia gala, y narraba acto seguido la historia que le habían contado sobre este molino de estilo manchego asentado tan al norte, entre la sorpresa con la inocencia de un niño y su adoctrinante forma de narrar.Ya hacia tiempo que algo en mi interior bullía a punto de reventar; como diciendo “¿Pero es que nadie le va a agradecer a este hombre públicamente la gran labor que esta haciendo por el cómic mundial y sobre todo aquí en España ?”
    En cualquier caso merecido se lo tenia este premio y muchos otros por aportarnos tanta y tantas culturas desconocidas del mundo(nunca mejor dicho) underground.Ya que con su confianza en los autores y su apuesta arriesgada por la edición valiente de estos hizo emerger al Underground de la oscuridad en que estaba sumido .
    ¡¡¡GRACIAS AMIGO BERENGUER, DESCANSA EN PAZ HICISTE MUCHO Y A PENAS TE RECONOCIERON EL MERITO¡¡(esperemos que en este próximo Saló del Cómic de Barcelona (el 30º ya ,que mejor ocasión) le reconozcan el merito con un notable galardón a titulo póstumo.

    ResponderEliminar
  3. Mi más sentido pésame. Una figura clave en el cómic: ¿qué hubiera sido sin La Cúpula?

    ResponderEliminar
  4. Me uno al sentimiento de pésame de miles de apasionados de los tebeos y al tuyo en particular. Los que ya peinamos canas recordamos la época de ese soplo de aire fresco que era la revista, de su plantilla y del trabajo de su editor. Tiempos felices de verdad. Como ya he expresado en otras páginas, debemos mucho a Berenguer y a los que le acompañásteis en esa magnífica aventura.
    Descanse en Paz.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Año horrible para el cómic. Se van marchando quienes nos han enriquecido con su actitud imprescindible. Mis condolencias a la familia y los allegados.

    ResponderEliminar