19 may. 2012

Sillón de orejas #228

No siempre es el lector quien devora el libro.



It's not always the reader who devours the book..

6 comentarios:

  1. Biblioantropofagia¡¡¡ ja ja ja. Jopé; lo de ese libraco es como una vagina dentada e insaciable,jejeje a tenor de los restos.
    Lo que me intriga es quien empuja al temeroso infeliz...¿?

    ResponderEliminar
  2. Creo que Freud tendría mucho que decir respecto a esta desasosegadora imagen...

    ResponderEliminar
  3. vagina dentata book.. mola molt!

    ResponderEliminar
  4. Molt fan del teu treball Max, salut desde Sagunt!

    ResponderEliminar
  5. ¿Quién empuja al infeliz? Hum... Supongamos, solo supongamos por un momento, que el libro dentado fuera precisamente un best-seller. Entonces las manos que empujan serían seguramente el marketing. Pero no es más que una suposición...

    ResponderEliminar