2 jun. 2012

Sillón de orejas #230


2 comentarios:

  1. Sin duda y a tenor de los atuendos y de la solemne barba de el, se trata de dos náufragos en una isla desierta(¿queda alguna?). Deleitándose con la lectura de los libros que trajo la marea tras el naufragio.La idea es buena, la ilustración mejor. sin embargo el hecho de ser naufrago tiene dos vertientes la buena de libertad y supervivencia por medios propios lejos de las tecnologías, el ruido y la masificación de las ciudades. Y también la vertiente mala, del aislamiento, la soledad,y el exceso de tiempo libre dentro de la rutina...

    ResponderEliminar
  2. No fallas una, maestro. Otra preciosidad.

    ResponderEliminar