4 feb. 2013

Vapor, en francés

La semana pasada, en el salón de Angoulême, se presentó la exquisita edición francesa de "Vapor", editada por l'Apocalypse, la nueva editorial que ha montado J. C. Menu tras abandonar l'Association el año pasado. Estuve como dos horas y media firmando libros sin parar, cosa que jamás me había pasado en Francia.
Y respondo aquí tres preguntas frecuentes: El libro no se titula "Vapeur" porque tanto la traductora, mi amiga Isabelle Thierry, como el editor opinaban que la palabra francesa carece de la fuerza y el misterio del término español, y dado que se trata del nombre de un personaje, me propusieron mantenerlo tal cual. La inclinación del diseño de portada no es un capricho raro, sino la marca visual de todos los libros de l'Apocalypse. Y mi nombre aparece escrito con la grafía de mi firma -a diferencia de la edición española- para diferenciarme en lo posible del autor francés que también firma Max (un ya muy antiguo quebradero de cabeza que nunca acaba de terminar).
La edición en inglés de Fantagraphics está prevista para junio, y la alemana, en Reprodukt, para otoño. 



The french edition of "Vapor", by l'Apocalypse (J. C. Menu's new publishing house after he left l'Association), was out last week during the Angoulême festival. The english edition, by Fantagraphics, should be out in june, and the german one, by Reprodukt, in autumn.

3 comentarios:

  1. Me alegro por ti, del éxito de ventas en Francia, a tenor por el comentario sobre la prolongada sesión de firmas. Me alegro mas de que difundas tu arte en el mayor número de países posible.
    Pienso que esta entrada vendría mas a cuento en el otro blog; el de Vapor.Pero en fin tu eres el patrón de este barco y tus decisiones son sabias e indiscutibles.

    ResponderEliminar
  2. Max Vento, Max Cabanes, Max Brooks, Max Bunker, Max Fleisher (Betty Boop), Max Allan Collins (guionista de camino a la perdición), Max Fridman (personaje mítico de Giardino) lo cierto es que MAX es un nombre muy frecuente en el mundo del cómic e imagino que tu intención inicial al usar un pseudónimo era justo la contraria, utilizar un nombre breve y sugerente que te diferenciara de los demás autores. Ahora "la marca Max" (perdón por la expresión) es tan reconocida y supone una garantía de calidad en el lector que resulta imposible prescindir de ella. Pero en sitios como Amazon acaban recurriendo al "Francesc Capdevila Max" para distinguirte de los otros Max... yo en ocasiones que he recomendado tu blog me he encontrado que algunos acababan en el de Max Vento. Bueno, imagino que tampoco tiene tanta importancia, pero seguro que más de un quebradero de cabeza si que te ha dado el asunto de los múltiples Maxs.

    ResponderEliminar