3 dic. 2013

Conversación de sombras

"Conversación de sombras en la Villa de los Papiros" (Ed. La Cúpula) está en la calle desde el pasado viernes. Vaya por delante que no es un cómic al uso, sino uno de esos libros atípicos que a mí me gusta hacer de cuando en cuando. No obedece a un encargo exactamente, sino más bien a una sugerencia de la Casa del Lector. Me hablaron de la exposición que estaban preparando sobre el tema, me contaron la historia de esa lujosa villa romana sepultada por el Vesubio y me hablaron de la biblioteca que contenía, la única de la antigüedad que se ha conservado hasta nuestros días gracias a haber sido sepultada bajo varios metros de lava. Y me hablaron de los textos epicúreos que contienen esos casi dos mil rollos de papiro. No necesité más, me interesó mucho esa historia que mezclaba volcanes, libros y filosofía. Además de los datos puramente históricos me pasaron un par de textos: la carta de Epicuro a Meneceo, uno de los pocos textos que se conservan de la propia mano del filósofo, y dos cartas de Plinio el Joven al historiador Tácito en las que relata la muerte de su tío, el famoso naturalista Plinio, durante la erupción.

Con eso me las tenía que ingeniar para hacer un cómic. Naturalmente nunca estuvo en mi ánimo hacer un cómic de género histórico, e inmediatamente empecé a soñar con cómo debía ser la vida cotidiana en esa villa, en la que -y esta es la tesis interesante, a pesar de que no puede ser corroborada por la falta de datos históricos- cierto número de personas intentaban vivir de acuerdo a los preceptos que Epicuro ensayó en la comunidad que instituyó en Atenas, el "Jardín", casi cuatrocientos años antes.



Así fue como llegué a la conversación nocturna en el jardín, horas antes de la erupción, entre el filósofo-bibliotecario y el estudiante extranjero recién llegado. Juzgué que, a través de esa conversación podía hacer penetrar al lector en el sentido de esa historia conmovedora de la biblioteca conservada, y que para profundizar en todo lo demás nada mejor que las propias cartas de Epicuro y de Plinio el Joven, que se reproducen tras la historieta.

Y para dibujar a dos personajes paseando en un jardín de noche encontré la solución -¡y el desafío!- en la obra de Sileno, que estaba estudiando a fondo en aquellos momentos para impartir un taller en el Museo ABC. Durante la mayor parte de los años 20 del pasado siglo, Sileno estuvo dibujando sus tiras para el diario ABC y la revista Blanco y Negro usando solo siluetas negras. Su maestría en el uso de esa técnica, aparentemente limitada, resulta fascinante y me guió en mi historieta, aunque yo me decanté por aplicar a las siluetas el uso de dos tintas, algo más agradecido visualmente.




Recordar, por último, a aquellos que les pueda interesar que hace unos años hice con Maite Larrauri un volumen de la colección "Filosofía para profanos" titulado "La amistad según Epicuro" (Tàndem edicions).



13 comentarios:

  1. Aquí lo tengo pedido, todavía sin existencias en los grandes almacenes de la provincia.

    ¿Continuarás los libros de "Filosofía para profanos" ? ¿cuando saldrá el próximo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy ya trabajando en el próximo y último de la colección: "La creación según Bergson"

      Eliminar
  2. Que personajillos mas curiosos , je je y ese uso del bitono azul ¿es por lo de los colores de la bandera griega?. Ya tengo ganas de que se distrbuya aquí...llegará

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, nada que ver con la bandera griega, es solo una combinación de dos tintas que funciona bien.

      Eliminar
  3. Otra vuelta de tuerca en esta línea de estética depurada y ascética que se inició en Vapor y que ha continuado en Paseo Astral, Marrón, la nueva sección del País Semanal y estas Conversaciones de sombras...

    Por cierto que me llama la atención que en las últimas obras, las referencias e influencias reconocidas de otros autores, han pasado de coetáneos como Ever Meulen, Ware o Swarte a autores muy alejados en el tiempo y bastante olvidados por el gran público como H. Crowley, Otto Soglow o Sileno...

    ResponderEliminar
  4. Uno nunca termina de descubrir gente interesante, coetáneos o no. Damos el pasado por hecho y amortizado con demasiada facilidad, pero uno encuentra ahí obras novedosas que han abierto caminos que luego nadie siguió.

    ResponderEliminar
  5. Sera el meu regal de reis. Ja el vaig veure l'altre dia pero..... anava a comprar Marron, que m'ha costat de trobar, pero ja el tinc. Com comenta en Ruben darrerament la teva feina versa sobre la inspiracio i creacio dels artistes. Es una revelacio? O, una necessitat d'esposar el sentiment d'un artista que sense la "musa" no es ningu?. Per cert "aviso a los navegantes". Si compreu la caixa Marron aneu amb comte que a la meva, per una sort inexplicable, hi habia 2 minitebeos del teu. Aixo vol dir que en alguna no hi sera. A.... tambe he aconseguit el cartell de la setmana del comic de tarragona. Setmana fantastica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que suertudo Manel ¡¡¡ ; yo ya no he encontrado el Marrón por ningún lado, me quedo sin saber lo que hizo la urraca de Max en el.todo no se puede y a veces estos productos tan limitadísimos no llegan a todos los interesados. ...que le vamos a hacer...otra vez será

      Eliminar
    2. Fan. En Arkham comics de barcelona tenian muchos. Si les llamas te lo reservan. No se si hacen envios a domicilio pero lo podemos arreglar de alguna manera. Estamos en contacto en el blog si te interesa.

      Eliminar
    3. consígueme uno y te lo pago ¿puedes?

      Eliminar
    4. gracias, a ver como contactamos, para arreglarnos tu y yo.

      Eliminar
  6. También hubo sombras en un proyecto anterior de Max, posiblemente tan inusual como el que ahora nos ocupa: el cartel y la escenografía de Malasombra, del que muchos supimos gracias a este blog...

    ResponderEliminar