21 feb. 2015

Trampantojo #23

Hoy en Babelia, a propósito de la feria ARCO.



4 comentarios:

  1. Percibo una cierta ausencia de público, quizá representada/o por el blanco de fondo. Ansia y vacío también suelen ir de la mano.

    ResponderEliminar
  2. Acierto pleno.Este trampantojo pone el dedo en la llaga. El gran problema del arte moderno, la causa de su decadencia, es que hoy en día es tan sólo un capricho para coleccionistas multimillonarios. Antes el arte tenía una utilidad social, y el artista era también un artesano con su utilidad y su encaje dentro del sistema económico. Las obras de arte servían para adornar edificios, palacios, iglesias, donde la gente, de forma más o menos limitada, podía verlas, y los buenos burgueses encargaban cuadros para decorar su salón o su despacho. Hoy día las obras pasan del taller del artista al almacén privado del coleccionista. Donde acumulan polvo y, muchas veces, ni siquiera salen del embalaje

    ResponderEliminar
  3. Ya he comentado otras veces mi postura sobre el arte moderno, o mas concretamente algunos cuadros abstractos, sigue invariable mi idea de que a veces no es arte sino tomadura de pelo, producto de la desgana creativa tal vez y del ansia consumista del mínimo esfuerzo para obtener beneficios con una supuesta y conceptual producción en serie.
    Lo cual no quiere significar que todo el arte y los artistas tomen el camino de en medio; también hay grandes y buenos artistas de verdad. Aunque también el "esnobismo" y el amiguismo encumbra a verdaderos zotes artísticos y menosprecia a nuevos valores emergentes , que salta a primera vista su buen hacer y su arte, pero que son "malditos" por no moverse en los "círculos" adecuados.
    De lo que no cabe duda es de que Max es un gran artista y nos ha regalado otra muestra mas de su magnifico arte y una reflexión por añadidura...lo digo por la trama que muestra esta viñeta.

    ResponderEliminar