1 mar. 2015

¡Oh, diabólica ficción! #35 y balance

Hoy se publica la última entrega de mi historieta en El País Semanal. Los responsables del periódico han decidido prescindir de los cómics por motivos económicos. La decisión me pilló cuando terminaba la última viñeta de esta entrega y ya sin tiempo para dar un cierre adecuado a la serie. Mal, porque esta entrega no es precisamente una de las mejores, pero no hubo elección.

No sé qué pasará con la serie a partir de ahora. Han quedado en el tintero tres o cuatro guiones casi terminados y un montón de ideas y apuntes por desarrollar. Pero esto tiene mal asiento, puesto que no existen actualmente medios que permitan la publicación seriada de historietas cortas (y que estén dispuestos a pagar por ello, claro).

Una pena que un suplemento dominical de un periódico nacional decida prescindir de los cómics. Se pierde un espacio privilegiado para la captación de nuevos lectores, pero ya sabemos todos cuán achuchado está el tema prensa de papel.

Ya veré qué hago. No tengo ni idea. De momento, estoy preparando para La Cúpula un libro que recoja estas 70 páginas y otras anteriores (la genealogía del personaje) publicadas en otros sitios, con el más que probable añadido de una historieta larga e inédita.

Y toca también hacer balance. Cuando me lo pidieron, allá por septiembre de 2013, no me resultó fácil dar con algo para publicar en un suplemento dominical. Se supone que lo lee toda la familia. O sea, tenía que encontrar un tema de interés universal. Entonces me dio por pensar que, ya que todo quisque hoy en día escribe, o hace fotos, o dibuja, o lo que sea, y lo cuelga ansiosamente en las redes sociales, entonces bien podía interesar a todo el mundo un cómic sobre la inspiración, sobre el acto creativo. Y yo me moría de ganas de reivindicar la FICCIÓN como algo que hace que nuestra vida sea más rica, interesante y llevadera.

Temas estos a los que doy vueltas cada día y que me interesaba desarrollar con humor. A los responsables del suplemento les pareció bien. Y allá que me fui. Era mi primera ocasión de publicar regularmente historietas cortas desde los 80 en el Víbora. Lo añoraba, y eso me dio mucha marcha. Quería hacer mis propios experimentos, claro, pero cuidando de no enajenarme al lector general u ocasional, así que adopté una muy reconocible estructura "brugueril" de historia corta con gag final y aproveché para ir introduciendo en esa plantilla mis propias innovaciones visuales y narrativas. Y confieso que lo he disfrutado mucho, muchísimo.

Y desde luego que ha sido una suerte inmensa poder alternar mis historias con las de Paco Roca. Hemos sido el yin y el yang. Allá dónde él se pegaba a la realidad para urdir sus historias, yo me iba por los cerros de Úbeda. No sé si se dieron cuenta en el periódico, pero entre ambos cubríamos prácticamente todo el territorio de las posibles inclinaciones y gustos del lector. 

Pero ¿qué sabemos al final de la recepción de nuestros cómics por un público heterogéneo y supuestamente masivo? Nada. Nunca he recibido ningún feedback por parte de los responsables del periódico. Nunca una carta de un lector/a sobre mis cómics publicada en la correspondiente sección (Paco sí, al menos un par de ellas). Apenas algún comentario de la gente con la que me cruzo en mis idas y venidas por la geografía nacional. Aquí en el blog sí ha habido opinión, y os lo agradezco muchísimo, porque sino se acaba sintiendo uno como si estuviera hablando para las paredes.

En fin, a mí la urraca me sigue inspirando. No la pienso abandonar. De hecho, le doy un papel en ese cómic nuevo y "fantasmal" en el que estoy trabajando (y que tan intrigados os tiene tanto a vosotros como a mí mismo, je je!).



9 comentarios:

  1. Pues a mí me parece una magnífica conclusión. El monstruo de la prensa lleva fatal lo de los cómics. Ha devorado a la urraca y ya, de paso, viene a por nosotros :(

    Esperaremos ese álbum en La Cúpula y también el otro, el misterioso y fantasmal :)

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo contigo Carles. Parece una conclusión hecha a medida para la ocasión: El monstruo de la economía se está comiendo, literalmente, todo lo que no es "productivo" de forma inmediata, incluyendo los comics.
    Así que Max, seguiremos a tu urraca allá donde nos lleve sus vuelos. La esperamos.

    ResponderEliminar
  3. Quizá de las mejores no es, pero está muy bien. Y como episodio final, con la urraca siendo devorada (¿por el monstruo de la economía, como dice eufepru? ¿por el capitalismo? ¿por la mediocridad?dejémoslo en interpretación abierta) resulta extrañamente adecuado.

    ResponderEliminar
  4. Esta sociedad está llena de monstruos, económicos, políticos y como no devora-urracas de periódico.
    Coincido con los anteriores, es una buena historieta para concluir y muy al hilo de esta absurda decisión de eliminarla de El País de un plumazo; visto y no visto; aunque he de confesar que me imagino a la urraca hablando desde el estomago del monstruo. je je je Ya sabes no se calla ni bajo el agua je je je

    ResponderEliminar
  5. Pues los dibujantes debéis tener un sexto sentido porque, sin saber nada, tanto esta historia como la anterior contienen "oscuros presagios" que parecen anunciar el fin de la serie. Y creo que no hace mucho Paco Roca también publicó un recopilatorio de su Hombre en Pijama, como si él también hubiera presentido que la cosa llegaba a su fin...

    ResponderEliminar
  6. Son pokas las personas k tienen poder de decision!

    ResponderEliminar
  7. El monstre dels beneficis acaba amb la creativitat. On vas a parar.....dos planes de publicitat donen mes diners que pagar a un artista. Segur que pensen que "total van a comprar el periodico un par de frikis. Mejor ponemos unos anuncios"

    ResponderEliminar
  8. Zenkius por estas historias al País, uno de los periodicos que mas ha apoyado a las historietas y viñetas en España siendo tu uno de sus dibujantes fetiches, ya que has publicado creo recordar en todos sus suplementos. Tu primera colaboración si no me erro fue con Ozzo "el marciano que aterrizo en el papel" para el pequeño País.
    Esperando que recuperes en este que ya hemos hecho nuestro blog, esas y mas ilustraciones como aquellas postales fantasticas que editarón sombras y danstudio
    Un saludo y mucha tinta en el papel.

    ResponderEliminar
  9. Creo que es de las mejores series que se han hecho, y estoy deseando poder tener ese libro!

    ResponderEliminar