17 oct. 2015

Trampantojo #57

Hoy en Babelia.


8 comentarios:

  1. Magnifica ilustración ¡¡¡ Muy visual ,
    Por otro lado muy metafórica; la mayoría de las ocasiones en las que alguien con pretensiones de hacer arte, se asoma a la inmensidad de un lienzo en blanco, da pavor , sudores fríos e incluso un cierto vértigo. Esto yo creo no solo ocurre en el arte pictórico, también en cualquier otra de las artes , empezar de cero da cosa; por otro lado ; es como una puerta abierta a la imaginación, la improvisación y la genialidad. A veces ocurre que las tres lunas se alinean ¿?

    ResponderEliminar
  2. Ante esa situación imagino a Pollock gritando: "¡el horror, el horror!"

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Lo que más me gusta de esta viñeta como metáfora es que el resto de la habitación, el mundo, lo que no es el lienzo, sí esté lleno de dripping. La angustia del artista ante una explosión de vida que clama por expresarse. Pero cómo hacerlo, por dónde empezar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quines ximpleries puc arribar a dir! Gràcies, Max, per aquesta sèrie de vinyetes meravelloses :)

      Eliminar
  5. Estoy con el expresionista…. Ante el blanco impoluto, me paralizo.
    Yo tengo una técnica personal para preparar una hoja "libre de presiones": en un ZAS!! - sin preámbulos - cojo la hoja y me cargo una esquina.

    ResponderEliminar