1 de mar. de 2015

¡Oh, diabólica ficción! #35 y balance

Hoy se publica la última entrega de mi historieta en El País Semanal. Los responsables del periódico han decidido prescindir de los cómics por motivos económicos. La decisión me pilló cuando terminaba la última viñeta de esta entrega y ya sin tiempo para dar un cierre adecuado a la serie. Mal, porque esta entrega no es precisamente una de las mejores, pero no hubo elección.

No sé qué pasará con la serie a partir de ahora. Han quedado en el tintero tres o cuatro guiones casi terminados y un montón de ideas y apuntes por desarrollar. Pero esto tiene mal asiento, puesto que no existen actualmente medios que permitan la publicación seriada de historietas cortas (y que estén dispuestos a pagar por ello, claro).

Una pena que un suplemento dominical de un periódico nacional decida prescindir de los cómics. Se pierde un espacio privilegiado para la captación de nuevos lectores, pero ya sabemos todos cuán achuchado está el tema prensa de papel.

Ya veré qué hago. No tengo ni idea. De momento, estoy preparando para La Cúpula un libro que recoja estas 70 páginas y otras anteriores (la genealogía del personaje) publicadas en otros sitios, con el más que probable añadido de una historieta larga e inédita.

Y toca también hacer balance. Cuando me lo pidieron, allá por septiembre de 2013, no me resultó fácil dar con algo para publicar en un suplemento dominical. Se supone que lo lee toda la familia. O sea, tenía que encontrar un tema de interés universal. Entonces me dio por pensar que, ya que todo quisque hoy en día escribe, o hace fotos, o dibuja, o lo que sea, y lo cuelga ansiosamente en las redes sociales, entonces bien podía interesar a todo el mundo un cómic sobre la inspiración, sobre el acto creativo. Y yo me moría de ganas de reivindicar la FICCIÓN como algo que hace que nuestra vida sea más rica, interesante y llevadera.

Temas estos a los que doy vueltas cada día y que me interesaba desarrollar con humor. A los responsables del suplemento les pareció bien. Y allá que me fui. Era mi primera ocasión de publicar regularmente historietas cortas desde los 80 en el Víbora. Lo añoraba, y eso me dio mucha marcha. Quería hacer mis propios experimentos, claro, pero cuidando de no enajenarme al lector general u ocasional, así que adopté una muy reconocible estructura "brugueril" de historia corta con gag final y aproveché para ir introduciendo en esa plantilla mis propias innovaciones visuales y narrativas. Y confieso que lo he disfrutado mucho, muchísimo.

Y desde luego que ha sido una suerte inmensa poder alternar mis historias con las de Paco Roca. Hemos sido el yin y el yang. Allá dónde él se pegaba a la realidad para urdir sus historias, yo me iba por los cerros de Úbeda. No sé si se dieron cuenta en el periódico, pero entre ambos cubríamos prácticamente todo el territorio de las posibles inclinaciones y gustos del lector. 

Pero ¿qué sabemos al final de la recepción de nuestros cómics por un público heterogéneo y supuestamente masivo? Nada. Nunca he recibido ningún feedback por parte de los responsables del periódico. Nunca una carta de un lector/a sobre mis cómics publicada en la correspondiente sección (Paco sí, al menos un par de ellas). Apenas algún comentario de la gente con la que me cruzo en mis idas y venidas por la geografía nacional. Aquí en el blog sí ha habido opinión, y os lo agradezco muchísimo, porque sino se acaba sintiendo uno como si estuviera hablando para las paredes.

En fin, a mí la urraca me sigue inspirando. No la pienso abandonar. De hecho, le doy un papel en ese cómic nuevo y "fantasmal" en el que estoy trabajando (y que tan intrigados os tiene tanto a vosotros como a mí mismo, je je!).



28 de feb. de 2015

Trampantojo #24

Hoy en Babelia, gurú apocalíptico. Y fatal de color tanto en el papel como en el digital, por cierto.



25 de feb. de 2015

El hombre duerme, el fantasma no, y parece que yo tampoco

En marzo Nórdica Libros publicará un volumen con una selección de los dibujos del "Sillón de orejas",  bajo el título "Cien sillones y pico". Mi hija y yo estamos ultimando la maquetación del libro, de 124 páginas a color y que contará con un prólogo del mismísimo Manuel Rodríguez Rivero. ¡Compinchados hasta el final!
......

Y Santillana publicará muy pronto "El viaje del vikingo soñador", un poema épico para niños escrito por Ana Merino, y para el cual he hecho una veintena de ilustraciones a color. Otro compincheo, el que tengo con Ana.
......

También pronto una reedición de "El deseo según Gilles Deleuze", primer volumen de la colección Filosofía para profanos, que vengo haciendo con Maite Larrauri desde el año 2000 (¡y venga compincheo!). Dentro de este año publicaremos también el décimo volumen, el que faltaba para cerrar la colección: "La creación según Bergson", e iniciaremos la publicación en digital de los 10 volúmenes, todo ello de la mano de la editorial fronterad.
......

El próximo domingo se publica en El País Semanal la última historieta de "¡Oh, diabólica ficción!". Pero la urraca no se va a dormir. Estoy ya trabajando en un libro que recogerá todas las historietas del pájaro aparecidas aquí y allá y alguna aventura inédita. En La Cúpula y en 2015, espero.
......

Parece que hay una posible (y esperadísima, y complicada técnicamente) reedición de "Órficas" por fin ya a la vista. No me atrevo a decir más hasta que esté todo atado y bien atado.
......

Sigo trabajando en conciertos dibujados. Habrá algunos con la banda Cap de Turc aquí y allá, y habrá uno, bastante especial, en abril con Pascal Comelade y su banda en el Festival de Poesía de Palma.
......

Habrá pronto también renovación total de los contenidos de mi web (¡y es que no la he tocado desde su puesta en marcha hace 5 o 6 años!)
......

Igual me dejo algo en el tintero...

......

Y, bueno, mi proyecto estrella, mi nuevo cómic... avanza. Tengo unas 150 páginas desarrolladas en boceto. Como he decidido no ponerme (ni aceptar) límites no sé aún en qué acabará todo esto. Ni tengo ninguna prisa, la verdad. No hay título, no hay nada claro que contar aún, salvo que es en blanco y negro y sin palabras, como ya he ido avanzando por ahí. En su última encarnación (la semana pasada), el presunto libro son en realidad tres: uno físico, uno digital y uno fantasmal. No me pidáis que os lo explique, por favor, ni yo mismo lo tengo claro, eso es lo que pasa cuando uno no quiere ponerse límites. Tened paciencia y confianza, y sobre todo apiadaos de mí, que con todo esto que tengo en marcha duermo menos que el fantasma. ;)

de "El viaje de el vikingo soñador", de Ana Merino (Santillana)





23 de feb. de 2015

El Libro de las Ocasiones Perdidas (1)

Hay cosas que no salen, y que ya no saldrán. Proyectos rechazados, o que han languidecido tras un espeso e incómodo titubeo, o que se han eternizado por incomparecencia de una de las partes. Las culpas se reparten: puede que el autor no haya estado a la altura, puede que el cliente esperara otra cosa, quizá no hubo feeling, nadie acertó. 

Un montón de ideas y bocetos que se acumulan en carpetas y acaban criando polvo. ¿Por qué no enseñarlas? Bueno, pues básicamente porqué una gran parte de ellas son ideas o dibujos susceptibles de ser reciclados en cuanto se presente la menor ocasión, un nutrido stock del que echar mano en momentos de apuro. Pero algunos casos son tan específicos que queda demasiado claro que no hay, no habrá, más recorrido. 

Son espinitas clavadas, la verdad, y qué mejor manera de cerrar la herida que sacarlas a la luz. Pues esto es lo que va a ser El Libro de las Ocasiones Perdidas.

Y empiezo por una reciente, de 2013. Es un boceto de historieta a partir de una canción de un músico norteamericano, del que soy fan desde hace años. Habíamos trabado contacto a través de un amigo común y surgió la posibilidad de colaborar. Primero fue el encargo súbito de una portada de CD. Un auténtico caramelo, pero yo estaba demasiado liado y me resultaba imposible cumplir con las fechas, y la acabó haciendo (magnífica, por cierto) otro dibujante. Gran Ocasión Perdida, porqué el disco en cuestión es buenísimo, y su directo (como pude comprobar en vivo), la bomba. Pocos meses después se regrabó una de las canciones de ese CD, y se pensó en algún tipo de edición. Ahí sí que entré al trapo, y esto es lo que hice. Algo así como un storyboard adaptable a usos diversos (desde libreto de disco a videoclip, por ejemplo). Pero no hubo edición. Al final no hubo nada. Snif!




19 de feb. de 2015

Charlie otra vez

Una de las 12 viñetas que distintos dibujantes hemos hecho sobre el tema para el número de febrero de la revista Rockdelux.



18 de feb. de 2015

Leer el mundo

Imagen para el cartel del ciclo "Leer el mundo" en la Casa del Lector (Matadero Madrid). El programa es francamente impresionante. Toda la información sobre los cursos y la inscripción aquí.



16 de feb. de 2015

Trampantojo #22

Anteayer en Babelia.


¡Oh, diabólica ficción! #34

La entrega de ayer en El País Semanal. Que se ha convertido de pronto en la penúltima, pues me han anunciado que se cancela la serie tras la próxima entrega. 

Snif!




10 de feb. de 2015

En A Coruña y en Sagunto

Este jueves, a las 18:30, voy a dar una charla en el salón de actos de la UNED en A Coruña, dentro del ciclo "La creación literaria y sus autores: XI Encuentros con escritores"La sesión se podrá seguir por videoconferencia desde este enlace




Y el sábado estaré en Splash, el festival de cómic de Sagunto, donde se expondrá una selección de 25 originales de Vapor.

7 de feb. de 2015

5 de feb. de 2015

¡Cerveza!

El bar Lórien, en Palma, cumple 25 años, y para celebrarlo han elaborado una cerveza Indian Pale Ale a partir de un lúpulo japonés, el Sorachi Ace. Y mi hija y yo nos hemos encargado de diseñar la etiqueta, protagonizada por un Bardín que levita de placer. No es mi primera colaboración con el bar, ya en 2004 diseñé una camiseta para ellos).