5 oct. 2014

¡Oh, diabólica ficción! #25

Hoy en El País Semanal, los miedos del bosque.





5 comentarios:

  1. La ingenuidad infantil(ese estado de plena felicidad una vez en la vida) y el bosque, ese recurrente ámbito donde mas me gusta que desarrolle sus aventuras gráficas un gran autor llamado Max. Aunque esta vez sea un poco silueteado, pero se agradece ver foresta de cuando en cuando.¡¡ Muchísimas gracias Max ¡¡
    ------------El Fan N°1------------

    ResponderEliminar
  2. Pues otro microboceto con aroma de cafetería que ya tiene la esencia global de la historia. De hecho, el único cambio apreciable del sketch inicial al definitivo es la presencia de algunos ojos en el bosque en la última viñeta, el resto es idéntico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen observador, Rubén. En efecto, a la hora de la verdad suprimí los ojos del bosque, no eran necesarios, o mejor dicho, hubieran llevado por otro derrotero el sentido de la historia,

      Eliminar
  3. Quin fart de riure. Vas i l'hi fots Tomasito al nebodet. De cop vaig recordar als nebots de l'anec Donald. Jorgito, Jaimito i Juanito. Ho has fet espresament? No ho se pero Tomasito es fantasticament retro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada de Donald. Porque no es Tomasito, es Tomasín. Ese diminutivo viene de la rama leonesa de mi familia. Tomasín era un primo de mi padre. Siempre me hizo mucha gracia que a un adulto lo llamaran así.

      Eliminar