17 oct. 2011

El fantasma no, los robots tampoco

"En nombre de los robots te pedimos disculpas". Esta frase figuraba en la respuesta automatizada de Blogger a mi petición de que este blog fuera restaurado tras haber sido eliminado el pasado 7 de octubre bajo la acusación de ser un blog de spam. Ocho días interminables han tardado los empleados humanos de Blogger en comprobar que mi blog no es spam y en restaurar lo que sus robots detectores se habían cargado. Todo esto me ha dado mucho en que pensar, pero la frase apuntada al inicio no deja de resonar una y otra vez en mi cabecita... A raíz de este incidente, los robots han dejado de ser una simpática canción de Kraftwerk para mi. Ya no son personajes de cómic, película o novela de anticipación. Están aquí y vigilan lo que hago, aunque -y eso ha quedado meridianamente claro- no lo entienden aún. Nunca antes había sido consciente de que los robots pudieran tener algo que ver con mi vida. Pero ahora han entrado en ella como elefante en una cacharrería y de golpe y porrazo me ha quedado dolorosamente claro que el futuro es ahora.

Dicho lo cual no me queda sino pediros disculpas a los seguidores de este blog por la larga interrupción sufrida. En nombre de los robots, por supuesto.

"In the name of the robots, we apologize", This sentence was part of the automatic answer I got from Blogger when I asked my blog to be restored after its elimination last october 7th, accused of being a Spam-blog. It has taken the human employees of Blogger 8 days to acknowledge that this blog is not a spam-blog, and to restore what their robots had blocked. I've had a lot to think of because of this incident, but the sentence at the beginning is still hovering in my head... The robots are no longer a nice Kraftwerk tune to me now, they are not comic, film or anticipation novel characters anymore. They are here, and they are watching what I'm doing -though, and that's plain clear, they don't understand it yet-. Never before had I been aware that robots might have something to do with my life. But now they're here to stay and all of a sudden I've painfully learnt that the future is now.

After which there's nothing left but apologizing for this long interruption to my blog followers. In the name of the robots, of course.

3 comentarios:

  1. En nombre de los humanos, por mi parte acepto tu disculpa.Que todo lo peor sea estar 8 dias sin tus cosas.Ya se que nada ha sido culpa de tuya Max, pero manifiesto mi preocupacion por esos robots tan ineficaces.Enfin corramos un estupido velo....

    ResponderEliminar
  2. Yo me asusté mucho cuando vi que tu blog había desaparecido. Ahora, después de esta aclaración estoy mucho más acojonado...

    ResponderEliminar