5 jul. 2012

Libro de lecturas (4)








7 comentarios:

  1. Lo sigo diciendo !!Que chulada¡¡
    La primera mitológica están todos(o casi) los/as dioses/as griegos; me encantó esa etapa tuya.La segunda del pagés corriendo hacia Montserrat, me recuerda un poco aquella postal o felicitación del Gegant del Pi; pero me deja un poco mosca del motivo de su "huida desesperada",La tercera San Jordi y el Drac, que decir... estupenda y grandiosa como siempre que los dibujas ¿cuantas veces los has dibujado?.La cuarta mas siniestra a judgar por los personajes¿?. No viene a cuento, pero ahora me acordé del cuento que compré y que tu ilustraste "El Pagés i el Dimoni"

    ResponderEliminar
  2. Bueno pues al final creo que la caza de este ejemplar es imposible... La cuestion es que los libros de texto se descatalogan mucho más rapidamente (aún) que los libros corrientes y, cuando esto sucede, no hay mercado alternativo como librerías de 2ªmano, etc y por tanto se convierten en piezas cuasi inencontrables. Si algún seguidor del blog da con el libro, por favor que nos diga como...

    Por cierto que, y al hilo de esta serie de ilustraciones didácticas, siempre me he preguntado porqué el Max ilustrador infantil y escolar es mucho más clásico y formal que el Máx para adultos ¿es decisión personal o sugerencia editorial?

    ResponderEliminar
  3. Tu obra es tan inmensa y está tan dispersada en tantos y tan diversos canales que es difícil de seguir, así que bendito el día que decidiste abrir este blog y regalarnos estas maravillas. ¡Ya vuelvo a creer de nuevo!

    ResponderEliminar
  4. Rubén, responder a esa pregunta no es nada fácil, es un tema complejo y obedece a más de una variable, aunque sospecho que tenga mucho que ver el hecho de que prácticamente todo mi trabajo infantil ha sido de encargo, ilustrando textos que no elegía yo y que, normalmente, no llegaban a emocionarme. Uno lo da todo como profesional en todos los casos, pero uno solo se lanza más allá de de sí mismo cuando está muy, muy emocionado.

    ResponderEliminar
  5. Vamos que si un editor infanto-juvenil te dejara via libre para elegir el texto y el tipo de tratamiento gráfico, tendríamos un Max completamente distinto al de tus obras en Anaya, Combel o La Galera...

    ResponderEliminar
  6. Bueno, hay un caso, los ocho cuentos del pingüino Dani que escribí y dibujé para Anaya, para niños/as que justo empiezan a balbucear. No sé si se pueden calificar de clásicos y formales o no, pero pienso que son de lo mejor que he hecho para chavalines. La colección se interrumpió (tras el cuarto cuento en catalán y gallego y tras el octavo en castellano) debido a la poca venta, pero conozco a varios renacuajos (y a sus padres y madres) encantados con esos libros.

    ResponderEliminar
  7. Y a adultos que yo los compré todos Max y me encantan y han llenado no pocos buenos momentos con mi sobrinilla y en un futuro con nuestro hijo o hija espero...

    ResponderEliminar