28 feb. 2013

M+M (I)



Hace unas semanas mencionaba aquí con mucha precaución y misterio una historieta hecha a medias con otra persona para un libro colectivo. Pues bien, ya se ha descorrido el velo acerca de "Supercómic, mutaciones de la novela gráfica contemporánea", el libro en cuestión, que aparecerá el próximo abril publicado por Errata Naturae. Y si os fijáis bien en la viñeta de arriba no os costará adivinar el nombre de mi pareja artística en este proyecto, la cual, por cierto, aparecía retratada en la viñeta que os mostré:


"M+M" son 24 páginas escritas y dibujadas completamente al alimón entre Mireia Pérez y Max por encargo de Santiago García, editor del volumen, y es la única contribución dibujada -aparte de la portada de David Sánchez- a este libro de textos sobre tebeos. Santiago quería incluir de algún modo en el volumen la voz y las vivencias de los propios autores de cómic sobre el medio en que trabajan, y se le ocurrió que podía ser buena idea juntar para ello a la novel y al veterano. Y así fue como nos llegó la propuesta a finales del verano pasado.


David Sánchez

4 comentarios:

  1. Pues si que es un proyecto sorprendente si, ahora la cuestión es ver como funcionan los distintos artículos, entrevistas y demás entre sí y con el cómic vuestro en particular (y viceversa). Por otro lado, me quedo con las ganas de saber cómo se hace un proyecto a cuatro manos, porque ya llevas unos cuantos y en este, además está la distancia geográfica, porque con Pau o en los que ha colaborado tu hija en cuestiones de color o diseño, ese problema no existía. Admirable una vez más tu capacidad de sorprendernos... y mira que a mi ya casi nada me sorprende.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, actualmente la distancia geográfica apenas representa una dificultad para trabajar conjuntamente con otro autor. Aunque con Pau solo nos separan 20 kms., lo cierto es que apenas nos encontramos tres o cuatro veces en persona, junto con Marc, el guionista, durante el proceso de los dos libros que hemos hecho juntos, y sobre todo para recabar documentación acerca de las construcciones, el vestuario, los utensilios y la vegetación, con el objeto de recrear visualmente la época talayótica de manera consistente y veraz. Lo de estar dibujando uno al lado del otro realmente no hace ninguna falta. Con Mireia también nos hemos visto un par de veces mientras hacíamos esta historia, pero ha sido más para echarnos unas risas que para trabajar.

      Eliminar
  2. Me parece una interesante propuesta, eso de juntar a la novel y al veterano y a ver que pasa.
    Por la parte gráfica, ya se aprecia el estilo diferente. Por la parte escrita en el caso de vuestro cómic, desconozco si los textos que escribisteis cada uno, obedecen a un guión y punto o son las verdaderas apreciaciones personales de cada autor/ra.
    La verdad es, que últimamente le da a todo el mundo por usar eso de Novela Gráfica para hacer libros teóricos o tener mas ventas y en definitiva cómic es también.
    En la viñeta que muestras arriba, tu personaje se me antoja un tanto a medias entre Filemón Pi de Ibañez y algún personaje de Manel Fondevila; seguro que solo son pajeos mentales míos.
    En cualquier caso, habrá que pillarse el librito en cuestión, para poder apreciar todo con mas profundidad de miras.

    ResponderEliminar
  3. Los textos de cada uno obedecen a unas líneas maestras muy generales. Lo que nos pedía Santiago García: una visión de cómo vivimos los autores nuestra relación con el cómic. Obviamente Mireia y yo coincidimos en muchas cosas en nuestra actitud, pero en otras no, y esto tenía que quedar reflejado. Creo que en la historia se aprecia muy claramente la diferencia generacional entre nosotros, aunque, curiosamente, no tanto la de género.

    ResponderEliminar