10 abr. 2016

Trampantojo #82

Juan Eduardo Cirlot no es un autor conocido por el gran público, pero ha sido una influencia decisiva en mi trabajo. Su "Diccionario de los símbolos" (Siruela) es uno de los libros que más he consultado en mi vida y de los que más provecho he sacado. Su obra poética me parece igualmente impresionante. Y, como crítico de arte, fue uno de los grandes difusores de las vanguardias en la difícil España de la postguerra. Mi dibujo se publica en Babelia exactamente el día del aniversario de su nacimiento, 9 de abril.
Y sí, el nombre del compañero de correrías de Bardín era un homenaje a él, claro.



3 comentarios:

  1. Me acuerdo ahora, en esta tarde de domingo, de aquel San Ceremonio, patrón de los perezosos, que se les aparecía a Bardín y Cirlot en una copa de coñac…

    ResponderEliminar
  2. A pesar de que todo está iluminado como dice tu personaje, existen cegueras temporales(y convenientes) y ángulos muertos ¡¡Ay, de la memoria selectiva¡¡¡

    ResponderEliminar
  3. Es la tira más enigmática que he hecho hasta ahora en Babelia. ¿Quién sabe de J. E. Cirlot? Y, sin embargo, para mí es un autor fundamental, le debo muchísimo.

    ResponderEliminar